Blog/

La diversidad en el punto de vista: oportunidades y desafíos de la neurodiversidad en el lugar de trabajo

__wf_reserved_heredar
__wf_reserved_heredar

Gina Schumacher

En un momento en que la diversidad se está convirtiendo en una palabra clave, también se está poniendo de relieve la valoración de los diferentes perfiles neurológicos. Sin embargo, esta diversidad no solo brinda oportunidades para formas de pensar innovadoras, sino también el desafío de reconocer las fortalezas de los talentos individuales.

En este artículo, exploramos el potencial de las personas con autismo, TDAH y otras neurodiversidades y explicamos cómo su empresa puede apoyarlas. Aquí encontrará todo lo que necesita saber sobre las oportunidades y los desafíos de la neurodiversidad en el lugar de trabajo, desde habilidades únicas hasta medidas estratégicas que las empresas pueden adoptar.

¿Qué es la neurodiversidad?

La neurodiversidad es un concepto que considera la diversidad de diferencias y variaciones neurológicas como una parte natural de la sociedad humana. En el contexto del lugar de trabajo, la neurodiversidad se refiere al reconocimiento y la valoración de los empleados con diferentes perfiles neurológicos, como el autismo, el TDAH, la dislexia y otros.

Esta diversidad implica una amplia gama de habilidades y formas de pensar. Por ejemplo, las personas del espectro autista con frecuencia pueden reconocer patrones y detalles que otras personas pasan por alto. Las personas con TDAH pueden aportar energía y soluciones creativas en entornos dinámicos. El desafío consiste en comprender y apreciar estas diversas habilidades para crear un entorno de trabajo inclusivo.

¿Qué neurodivergencias existen?

Gestionar empleados neurodiversos significa no solo promover sus habilidades únicas, sino también comprenderlas. Debe tener en cuenta que la neurodiversidad no es una enfermedad o un síndrome, sino una forma diferente de procesar la información. De esta manera, la integración de equipos neurodiversos conduce a enfoques innovadores y nuevas perspectivas que pueden impulsar el éxito de su empresa.

Las siguientes formas de neurodiversidad son particularmente comunes:

  • Autismo: Las personas en el espectro autista a menudo se caracterizan por un alto enfoque en los detalles, el reconocimiento de patrones, la creatividad y una profunda experiencia en áreas específicas. Muchas también tienen habilidades excepcionales para resolver problemas.
  • TDAH: Los empleados con TDAH son creativos, espontáneos y adaptables. Suelen trabajar bien en entornos dinámicos y pueden ofrecer soluciones innovadoras a problemas complejos. El hecho de que las personas con TDAH tengan dificultades para concentrarse rara vez es cierto, ¡todo lo contrario! El llamado hiperenfoque es uno de los mayores puntos fuertes de las personas con TDAH.
  • Dislexia: Las personas con dislexia pueden tener fuertes habilidades de pensamiento espacial y procesamiento visual, pero tienen dificultades para escribir. Los miembros del equipo con dislexia suelen desarrollar estrategias de compensación para procesar la información de manera eficaz en el entorno laboral.
  • Discalculia: A diferencia de la dislexia conocida, la discalculia, que a menudo se descuida, se refiere a las dificultades en la comprensión matemática. No obstante, las personas con discalculia pueden ser creativas y estar orientadas a encontrar soluciones. A menudo desarrollan enfoques alternativos y encuentran sus puntos fuertes en otras áreas.

Desafíos en el mundo laboral para las personas neurodiversas

En el trabajo, muchos empleados neurodiversos se enfrentan a desafíos que van desde malentendidos en la comunicación hasta la estigmatización social. Es importante reconocer que estos desafíos suelen deberse a diferencias en la forma en que se procesan la información y las interacciones, no a la falta de competencia. Por lo tanto, las empresas deben ser conscientes de los siguientes desafíos:

  1. Estigma y prejuicio: Quizás el mayor desafío para los afectados sea la ignorancia sobre la neurodiversidad. Esto puede llevar a la estigmatización y a los prejuicios que perjudican la autoestima y las oportunidades profesionales de los empleados neurodiversos.
  2. Malentendidos en la comunicación: La forma en que las personas neurodiversas procesan la información es muy diferente del procesamiento de los cerebros neurotípicos. Esto puede provocar malentendidos, especialmente cuando se trata de señales no verbales o matices sociales.
  3. Dificultades en la interacción social: Tratar con los compañeros de equipo y comprender las convenciones sociales puede ser un desafío para algunas personas neurodiversas. Esto a menudo conduce a un aislamiento no deseado, por lo que las empresas deben tomar medidas de integración específicas.
  4. Desafíos en la estructuración de las tareas: Las personas neurodiversas pueden tener dificultades para organizar y estructurar las tareas. Por lo tanto, para poder utilizar plenamente su eficiencia y productividad, necesitan un cierto período de familiarización.
  5. Resistencia al cambio: Algunas personas neurodiversas prefieren las rutinas y pueden tener dificultades para adaptarse rápidamente a los cambios. Otras, por otro lado, prosperan en un entorno laboral dinámico.
  6. Sensibilidad a los estímulos: La sensibilidad a la luz, el sonido u otros estímulos puede afectar a la concentración y al bienestar en el trabajo. Por lo tanto, los miembros neurodiversos del equipo suelen preferir trabajar desde casa o usar auriculares mientras trabajan.

¿Cómo puede apoyar a los empleados neurodiversos?

Promover la neurodiversidad significa no solo aceptar estas diferencias, sino también tomar medidas específicas para crear un entorno de apoyo. Así es como puedes apoyar a los miembros de tu equipo neurodiverso:

Reducir los prejuicios

Como se mencionó anteriormente, uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las personas neurodiversas es el estigma. Por lo tanto, para reducir los prejuicios, la educación sostenible es crucial. Sensibilice a su equipo sobre la diversidad de perfiles neurológicos, enfatice las fortalezas y las perspectivas únicas. Comparta historias positivas de personas neurodiversas en un contexto laboral para superar las reservas y promover la comprensión. La creación de un diálogo abierto permite reemplazar los prejuicios por conocimientos y establecer un entorno de trabajo inclusivo.

Fomentar la autenticidad

Anima a los miembros de tu equipo neurodiverso a ser auténticos. Crea una cultura en la que se valoren las fortalezas individuales y en la que todos se sientan cómodos aportando su singularidad. Al reconocer y apreciar las diferentes formas de pensar, se promueve un entorno positivo en el que todos los miembros del equipo pueden desarrollar sus talentos sin tener que esconder su autenticidad.

Crear condiciones de trabajo inclusivas

Haga que el lugar de trabajo sea inclusivo respondiendo a las necesidades de los diferentes empleados. Esto puede incluir la creación de horarios de trabajo flexibles, espacios sin barreras o la provisión de recursos especializados. Un entorno inclusivo promueve el bienestar y no solo permite a los miembros de su equipo con diversidad neurodiversa alcanzar su máximo potencial sin verse obstaculizados por estructuras anticuadas.

Ajustar la comunicación

Adapte la comunicación para que también sea adecuada para los diferentes estilos de comunicación y preferencias de los miembros del equipo neurodiversos. Las instrucciones claras y directas y las reuniones periódicas de retroalimentación pueden ayudar a minimizar los malentendidos. Los canales de comunicación abiertos y la consideración de diversas formas de comunicación crean un entorno propicio en el que todos los miembros del equipo pueden comunicarse entre sí de manera eficaz y respetuosa.

Capacite a los gerentes

El conocimiento de los supervisores desempeña un papel importante a la hora de hacer posibles todos estos pasos. Por lo tanto, capacite a los gerentes para que traten con equipos neurodiversos con programas educativos y de sensibilización que ayuden a profundizar su comprensión de las necesidades individuales. De esta manera, sus gerentes pueden aprender a administrar sus equipos de manera flexible, a reconocer las fortalezas de sus empleados y a responder a los desafíos en consecuencia. Desarrollar las habilidades de liderazgo para hacer frente a la diversidad crea un liderazgo efectivo que no solo aprovecha al máximo las fortalezas de los talentos neurodiversos, sino que también crea un entorno positivo para todos.

Establece un programa de mentoría

En relación con la capacitación de los gerentes, un programa de mentoría también puede formar una estructura de apoyo para los miembros del equipo con diversidad neurodiversa. En un programa de mentoría, los colegas con experiencia actúan como mentores y ofrecen asesoramiento, apoyo y orientación al resto del equipo.

Por un lado, esto promueve el crecimiento personal, pero también el intercambio de experiencias y conocimientos. La tutoría fortalece el sentido de comunidad dentro del equipo y crea un lugar de trabajo de confianza en el que los talentos neurodiversos pueden florecer.

Sinopsis

Promover la neurodiversidad en el lugar de trabajo no solo brinda oportunidades para el desarrollo individual, sino que también promueve una dinámica enriquecedora para todo el equipo y la cultura corporativa. Para abordar los desafíos a los que se enfrentan los empleados con diversidad neurodiversa, su empresa puede tomar varias medidas, como adaptar las estructuras del lugar de trabajo, capacitar a los gerentes para que traten con equipos neurodiversos y crear canales de comunicación claros y precisos.

Juntos, pueden crear una cultura laboral que no solo celebre la diversidad de talentos neurodiversos, sino que también promueva un entorno inspirador en el que todos puedan desarrollar todo su potencial.

__wf_reserved_heredar
¡Reserva una convocatoria para una manifestación!
__wf_reserved_heredar
Markus Merkle
Gerenta de ventas